Capacidades médicas para el espacio

Para conseguir viajar al espacio es imprescindible poseer ciertas cualidades físicas y psicológicas. La NASA se encarga de dirigir este proceso. Para empezar, es necesario poseer un título universitario que acredite los estudios científicos. Posteriormente, se realizan exámenes médicos para comprobar que no se padezcan problemas auditivos.

Después, tienen lugar pruebas médicas de mayor exigencia, en las que se controla la respiración, así como las decisiones ante el dolor y las situaciones de estrés. La siguiente fase consiste en la introducción de los pacientes en centrifugadoras, con el fin de observar su resistencia ante diferentes fuerzas.

A continuación, se desarrollan ejercicios en el agua y bajo la gravedad lunar para vivir en las condiciones a las que se tendrán que enfrentar. Para finalizar, los pacientes deben introducirse en cápsulas donde la presión atmosférica varía y deben ser capaces de aguantar. La hipoxia sucede cuando se deja de respirar, perdiéndose la visión hasta no tener suficiente oxígeno y fallecer.

Personalmente, considero que pese a tratarse de un trabajo largo y costoso, está muy bien remunerado y la satisfacción que se llega a alcanzar a nivel personal compensa todo el esfuerzo realizado.

Lorenzo D. (1º Bachillerato)

Anuncios